Viene volando de Wuhan: el motor de plasma para aviones

Conocido como el cuarto estado de la materia, el plasma es la entrega de suficiente energía a un gas, lo que significa en una fuerte ionización en sus moléculas.

Gran parte de la materia de la que está constituida nuestro universo se encuentra en este estado, siendo las estrellas uno de los ejemplos más evidentes al igual que los relámpagos e incluso las auroras boreales.

El plasma se caracteriza por alcanzar temperaturas que superan los 2000 grados, aunque también existe su contra parte “los plasmas fríos”.

Nuevos avances en investigaciones aéreas

Diversos investigadores provenientes de Wuhan han creado un prototipo de motor de reacción de plasma. Una de las diferencias más características de este nuevo motor es el uso de aire y electricidad para generar propulsión en condiciones de laboratorio.

No cabe duda que la humanidad se ha puesto el objetivo de crear viajes aéreos libres de emisiones de carbono. Caixin Global ha informado hace unos días que un grupo de científicos chinos han desarrollado un prototipo de motor a reacción que utiliza plasma de aire para generar propulsión.

Provenientes del Instituto de Ciencias Tecnológicas de la Universidad de Wuhan, este grupo de científicos han descubierto la manera de crear un motor a plasma comparable a uno de avión comercial tradicional.

LEER
Gadgets de los 80 que puedes comprar hoy en día

¿Cómo funciona este novedoso motor de plasma aéreo?

Dicho dispositivo produce propulsión al comprimir aire e ionizarlo con microondas. Fue mediante el uso de esta tecnología que lograron levantar una bola de acero de 1 kilogramo sobre un tubo de cuarzo con un diámetro de 24 milímetros.

Los científicos asiáticos dieron a conocer al Caixin Global que: “Es posible construir un propulsor de chorro de plasma de aire de microondas que sea de alto rendimiento en el futuro para evitar las emisiones de carbono y el calentamiento global que surge debido a la quema de combustibles fósiles”

La propulsión de plasma es común en las naves espaciales modernas, pero los ingenieros han luchado durante mucho tiempo para adaptar la tecnología para que funcione en la atmosfera de la tierra.

Con orgullo los investigadores han dado a conocer que este prototipo ha superado esta barrera y es capaz de generar tanto empuje como un motor a reacción comercial sin quemar combustibles fósiles.

 Se prevé la construcción de una variedad amplia de dichos propulsores los cuales tendrán una fuente de microondas de alta potencia, la cual les permitirá escalar el diseño de un jet tamaño completo.

LEER
¿Qué peligros entrañan las orugas procesionarias?

Resultados esperanzadores

“Los resultados lanzados por la investigación han demostrado que un motor de reacción basado en plasma de aire de microondas puede ser una alternativa viable al motor de reacción convencional de combustible fósil” dio a conocer el director de la Universidad de Wuhan en China.

“Una de las mayores motivaciones para nuestro trabajo es ayudar a resolver los problemas de calentamiento global debido al uso por parte de los seres humanos de motores de combustión actuales utilizados en automóviles, aviones e incluso maquinaria industrial. Hemos eliminado la necesidad de combustible fósil en nuestro diseño, de esta manera no hay emisiones de carbono que causen efectos de invernadero y calentamiento global”.

Como habíamos comentado con anterioridad, el plasma es conocido como el cuarto estado de la materia, y el menos conocido, después del sólido, líquido y gaseoso. El plasma es la forma más abundante de materia en el universo y se cree que incluso fue el primero de los cuatro estados de la materia en ser creados después del Big Bang.

Si bien lo encontramos de manera natural en las estrellas e inclusive la superficie interior del sol, también se puede generar en el laboratorio utilizando microondas, láseres, llamas de fuego, arcos eléctricos y otros métodos.

LEER
Las 7 extensiones imprescindibles en tu navegador

Podemos ver el uso de este en las industrias de procesamiento de metales, tratamientos médicos, procesamiento de alimentos, crecimiento de cristales e incluso en el medio ambiente.

Los científicos chinos esperan que con esta nueva investigación del prototipo, se permita desarrollar nuevos aviones de uso comercial de pasajeros. Actualmente los vuelos comerciales emiten gran cantidad de carbono y están trabajando para mejorar esta cantidad mediante dispositivos más eficientes. Esperemos que en los próximos años se vean avances que permitan viajar de manera más segura para todos.