Seguro la has visto mil veces pero no sabes lo que es: descubre la mano de Fátima

La mano de Fátima representa a un símbolo que tiene una edad milenaria. Sí, es probable que hayas pensando que este artículo trataría directamente con la famosa Virgen de Fátima que tiene tanta importancia en la religión católica. Pero propiamente no será esa la perspectiva que descubrirás en este artículo. 

Te vas a sorprender entonces al reconocer que la mano de Fátima es un símbolo que ha tenido presencia a través de grandes tradiciones. Una invención que está relacionado con lo espiritual, lo armónico y también con lo misterioso. ¿Qué es entonces la mano de Fátima? Eso es lo que vas a descubrir en este contenido. 

Una mano dotada de dos pulgares

Lo primero que hay que destacar sobre la mano de Fátima es que representa a una mano dotada con cinco dedos. Sin embargo, en vez de dedo meñique, cuenta con un dedo pulgar. Mientras tanto, el dedo corazón, que se ubica justo en la mitad de la mano, esta escoltado, por así decirlo, por dos dedos de la misma estatura. 

Los dedos pulgares se caracterizan por tener una curva hacia afuera. Ahora bien, la mano de Fátima no se simplifica en el dibujo de la mano, sino que está aderezada con diferentes inscripciones religiosas, además de poseer lo que se denomina como el Ojo de Dios.

LEER
Imprimen un puente diseñado por Leonardo Da Vinci en 3D

Tradicionalmente, el símbolo ha sido integrado en muchos grabados y obras de arte. Algunas personas han decidido utilizarlo a manera de amuleto, o bien, lo han integrado a su piel como un tatuaje. En ciertas familias, usan este símbolo como el aldabón para tocar la puerta. 

De donde proviene este símbolo 

Se estima que el símbolo de la mano de Fátima proviene del año 224 después de Cristo. Algunos historiadores afirman que su origen se encuentra en la religión judía. El símbolo, sin embargo, fue adoptado con el paso de los siglos por otras religiones. Lo curioso de esta mano, es que aunque algunas religiones le dan un significado distinto, todas coinciden en su relación con Dios.

Por otra parte, la mano de Fátima es también conocida como la mano de Jamsa. Hamsa, en el idioma árabe traduce a cinco. Precisamente entre los musulmanes, esta palabra Hamsa rinde homenaje a los 5 pilares que sostienen al islamismo. Para los judíos mientras tanto el Hamsa, hace referencia al Pentateuco.

Hay que dejar en claro en todo caso que en el islam, este símbolo no puede usarse como amuleto, ya que dentro la misma tradición que determina el Corán, esto está prohibido.

LEER
Física cuántica para torpes: el gato que está vivo y a la vez muerto

La leyenda en torno a la mano de Fátima 

Dentro de las tantas leyendas que existen, la más acepta es que Fátima, que es hija del profeta Mahoma, se hallaba preparando la cena en su casa. De pronto llegó su esposo Alí. Fátima acudió a recibirlo, pero fue invadida por los celos al ver que su esposo venía en compañia con una joven concubina. 

Estos celos conllevaron a Fátima a que perdiera el control y la atención de lo que estaba haciendo. De modo que terminó utilizando su misma mano en la olla para remover el caldo que se encontraba hirviendo. Su marido, al darse cuenta de la situación decidió retirarle su mano de la olla. 

Se sabe que el marido le confesó a Fátima que había tenido relaciones sexuales con la joven concubina; confesión que entristeció aun más a la mujer. Al día siguiente, Fátima vió a Ali teniendo relaciones con la concubina, generando en ella tanta tristeza que no pudo evitar llorar. 

Esa desolación conllevó a que Ali se sintiera culpable y decidiera consagrarse a su legítima esposa, abandonando a la concubina. De modo que la leyenda hace referencia a la paciencia y la decencia de toda mujer consagrada a su marido. 

LEER
¿Y si aplicamos IA a las resonancias magnéticas?

Un símbolo de fidelidad 

Con el paso del tiempo, el símbolo ha sido asociado a la suerte, como también a la fertilidad y la fidelidad entre las parejas. Suele usarse como símbolo de protección para las mujeres, pero ante todo en aquellas que están en embarazo.