Logran por fin que la Starship de Space X vuele con éxito

Elon Musk, mejor conocido por ser el fundador de Tesla y de muchas otras empresas cuyas ideas caen en lo impresionante y extravagante, también ha fundado una empresa inclinada a la industria aeroespacial llamada Space X.

Space X (Space Exploration Technologies Corp.) pretende hacer realidad una idea que parece sacada de una película de ciencia ficción: un medio de transporte espacial.

Fundada en 2002 en Hawthorne, California, esta empresa promete ser la que envíe personas al espacio para colonizar otros planetas como Marte, y todo a precios bajos. Pero no solo se trata de ideas, pues ya ha desarrollado varios vehículos que funcionarían como naves de lanzamiento como es el caso de Dragon, una nave de carga.

Entre una de las novedades que ha traído Space X encontramos el primer cohete, Falcon 1, que funciona a base de combustible líquido que tuvo financiación privada y que llegó a alcanzar la órbita en 2008.

En 2010, terminaron con éxito una misión de recuperación de una nave con ayuda de un vehículo espacial de carga llamada Dragon que llegó al espacio gracias al Falcon 9 que luego protagonizaría el primer aterrizaje de una nave espacial, a comparación de otras instituciones como la NASA que solo regresan las cápsulas y caen en el océano.

LEER
Trucos para descargar de Instagram vídeos e imágenes

Hasta ahora, SpaceX ha tenido cerca de 20 misiones, la mayoría por contrato de la NASA para abastecer a su Estación Espacial Internacional (ISS).

Pero las novedades tecnológicas están lejos de cesar, y ahora esta corporación está lista para dar el siguiente paso.

Starship: El sistema que llevará a los humanos a viajes interplanetarios

En septiembre de 2019 se dieron los pormenores de lo que sería el cohete que podrá llegar hasta Marte, el Starship que volará en la misión que lleva el mismo nombre y de los que habían estado trabajando en paralelo.

Durante el Mk1 celebrado en Boca Chica, Texas en ese año, Musk dio avances del sistema de lanzamiento llamado «Starship Super Heavy» que utilizarán para llegar a Marte que consta de dos etapas:

1. Super Heavy, que será el lanzador donde irán integrados los potentes motores que alzarán el vuelo.

2. Starship, la nave que podrá viajar de planeta en planeta y podrá transportar hasta 100 personas.

De ahí la importancia de la misión de Falcon 9 antes mencionada, pues para poder lograr los viajes interplanetarios es necesario que la nave llegue íntegra al destino, pueda aterrizar y volver a realizar otro viaje. Algo que hasta entonces ni la NASA u otras empresas habían podido lograr salvo en prácticas con pequeñas cápsulas.

LEER
De ultra SD a 4K, la IA 'resoluciona' los vídeos pasados

El proceso de creación

Este se trata de un prototipo que se construyó en tan solo 5 meses y usando materiales conocidos como acero inoxidable que es más económico que la fibra de carbono que comúnmente se utiliza.

Además, su potencia de lanzamiento la sacará de sus 37 motores Raptor, aunque puede que utilice solos 3 cada nave, del cual cada motor podría costar cerca de 200 mil dólares para su fabricación y tendrían una fuerza para levantar 200 toneladas.

Este tipo de motores raptor no es de un solo uso como las naves espaciales convencionales, sino que se pueden reutilizar hasta mil veces, haciendo cálculos, esto significaría que por tonelada en cada vuelo costaría tan solo 1 dólar. Aunque también hay que considerar costos de mantenimiento y otros imprevistos, pero cumple con su papel de ser económico.

Otro dato revelado es que los motores raptors se alimentarán de metano y oxígeno y no nitrógeno como se vio anteriormente, aumentando la potencia. En total, el Super Heavy que levantará toda la estructura medirá 68 metros y almacenará hasta 3.300 toneladas de este combustible para los 37 motores.

Aunque según Musk, estas naves solo requerirán 24 raptor para levantar el vuelo, así que la misión por ahora es agilizar la fabricación de los raptor que ahora tardan 10 días en fabricar uno.

LEER
El poderío físico de un chimpancé vs un humano

Prototipo del Starship avanza lentamente

No somos conscientes del peso que tienen que levantar los motores de una nave hasta que vemos la magnitud y su tamaño, tan solo el prototipo de esta nave mide 50 metros de altura, que se puede comparar con la longitud de una alberca olímpica.

Por eso no era de extrañarse que durante las pruebas la nave se haya desplomado más de una vez quedando casi inservible en el suelo, pero luego de comenzar a ajustar y corregir, el más reciente prototipo logró levantarse 150 metros y aterrizar con éxito sin sufrir ninguna descompostura.

Esto es un gran avance tomando en cuenta que un prototipo previo a este modelo, sólo logró levantar la estructura principal (sin las aletas ni la cápsula), y con un solo motor. Para salvaguardar las cápsulas, a este prototipo se le agregó un objeto con la misma masa en la parte más alta para realizar los ensayos.

El gran avance ocurrió en las instalaciones de SpaceX en Boca Chica, Texas, donde vieron alzarse majestuosamente al gigante y lograr aterrizar, y esto se anunció al público vía Twitter por parte de la NASA el 4 de agosto de 2020.

LEER
Cómo averiguar tu contraseña del WiFi

¿Qué tan lejos estamos de llegar a Marte y otros planetas?

La Starship lo está haciendo bien y el avance no se detiene, llevándonos a pensar que realmente podrían alcanzar su meta de llevar a personas a Marte y no sólo se trata de una loca idea.

Pero cuando finalmente todo esté en su lugar y llegue el gran momento, lo que se espera es ver a la gran nave despegar con tripulación para aterrizar en la Luna como en la década de los 60’s, salvo que la diferencia será que esta nave no se perderá en el espacio, sino que tendrá la capacidad de regresar a la Tierra y aterrizar sobre suelo.

Por lo que la Luna es el primer objetivo para SpaceX antes de pensar siquiera en realizar viajes interplanetarios con 100 personas a bordo, pero la misión parece estar dando sus frutos.

De hecho, la misión a la Luna ya tiene una fecha y será el 2024 en la misión Artemis de la NASA. Todo esto como producto de un concurso realizado para elegir qué empresas ofrecían un sistema de aterrizaje confiable donde también participaron Blue Origin y Dynetics.

Paralelismos con las misiones apolo

A comparación de la misión de Apolo donde el hombre pisó por primera vez la superficie lunar, esta vez pretenden que una mujer pise la Luna y que además sea una visita más significativa en el sentido de hacer que la presencia humana sea más estable.

LEER
Las 7 extensiones imprescindibles en tu navegador

La exploración espacial entrará a una nueva fase donde será más seguro viajar, y crear una base en la Luna y luego ir avanzando a los planetas vecinos como Marte, utilizando la misma tecnología que la misión Artemis.

Ahora el desperdicio sería menos, pues hasta ahora toda la estructura de los motores suelen desacoplarse y soltarse una vez en órbita, quedando sólo la cápsula de los astronautas. Esta vez SpaceX propone que toda la nave llegue a la Luna y que esta sirva para regresar también.

Es la nave más grande y económica ya que es reutilizable y los materiales son más baratos,  a comparación de otras propuestas como el de Blue Origin que sólo cooperaría con la fabricación del tren de aterrizaje de la cápsula «landing», mientras que otras de las partes de su cápsula se perderían al soltarse para poder alunizar.

Nuevos tiempos, nuevos retos

Dynetics, por su parte, propuso una cápsula que utilizara paneles solares para alimentarse, aunque no se supo más detalles sobre cómo lograría que este aterrizara o despegara.

Sin duda SpaceX estuvo a la altura con su propuesta y visión que lo ha hecho acreedor de trabajar con la NASA para las misiones que veremos dentro de unos cuantos años y que cambiarán la forma en la que el humano explora el universo.

LEER
Estos superhéroes no te harán ninguna gracia

Por ahora, Elon Musk sueña con un objetivo realmente grande de poder hacer que un millón de personas puedan llegar a Marte y conocerlo con sus propios ojos antes del 2050 gracias a su gran creación, la Starship.

Sin embargo, sacando cálculos esto puede significar que se requerirán más de mil naves Starships y posiblemente eso ocurra dentro de 20 años si somos optimistas. Para entonces, Marte no solo será un lugar para visitar y explorar, sino que habría una ciudad en el planeta rojo donde las personas ya puedan habitar.

No sabemos qué tan realista pueda ser esta proyección a tan solo 30 años, después de todo Musk es conocido por tener ideas bastante excéntricas, aunque hay que darle crédito de que poco a poco ha ido cumpliéndolas en otros sectores tecnológicos de las diversas empresas que ha fundado.