La NASA pone en jaque a China y Rusia con impresionante base lunar

Desde la llegada del hombre a la Luna hace ya varias décadas, la humanidad ha buscado de manera incesante el cómo volver a ella y finalmente lograr ese sueño de poder habitar en su superficie, por eso, a la fecha ya hay muchos los investigadores y científicos que están intentando que esto se vuelva una rotunda realidad.

Sin embargo, son varias las naciones que intentan posicionarse como las principales líderes en cuanto a astronomía se refiere, siendo una de ellas China, Rusia y Estados Unidos, pero es justo en viajes a la Luna que Estados Unidos ha dado un paso agigantado y aquí te contamos un poco más al respecto.

Misión artemisa de la nasa tiene como objetivo una base lunar

La ciencia ficción ha imaginado durante mucho tiempo las posibilidades de la aventura humana en la luna, imaginando expediciones lunares, bases e incluso ciudades en las décadas previas al primer aterrizaje del Apolo.

Ahora, la NASA está tomando medidas para reiniciar esa aventura. Las misiones de Artemis enviarán hombres y mujeres a la luna para establecer una base lunar y probar una residencia espacial a largo plazo.

Las primeras tres misiones del programa Artemis de la NASA están programadas para llevar al próximo hombre y a la primera mujer a la luna en el próximo 2024.

LEER
¿Por qué siguen existiendo las falsas creencias pese a la existencia de internet?

En estos 48 años transcurridos desde el último alunizaje del Apolo, los astronautas han viajado solo 200-300 millas sobre la superficie de la Tierra, hasta la Estación Espacial Internacional y otras empresas cercanas a la Tierra. Muchas personas vivas hoy en día no han experimentado algo como esto en su vida, incluida la generación más joven de astronautas que van allí.

Pero esto solo es el comienzo de una presencia humana en expansión en la Luna. A diferencia de los fugaces viajes de ida y vuelta de las misiones Apolo de hace medio siglo, el nuevo compromiso de la NASA con la luna incluirá una estación espacial lunar permanente.

Numerosas y cada vez más largas excursiones a la superficie de la luna y, en última instancia, parcialmente autodidacta sustentar las viviendas de los astronautas.

Aunque cabe mencionar que instalar su residencia en la luna no es el único objetivo de la NASA. Las miras de la agencia están mucho más lejos en las expediciones humanas al planeta Marte. Una gran parte del plan es aprender de la experiencia de vivir y trabajar en nuestro satélite.

La NASA acercándose cada vez más a los primeros vuelos de Artemis a la Luna.

La NASA planea lanzar la misión Artemis I sin tripulación en noviembre del 2021 para probar la nave espacial que llevará astronautas en misiones posteriores. El cohete de lanzamiento de carga pesada Space Launch System (SLS) y el vehículo de tripulación multipropósito Orión son tecnología completamente nueva y deben probarse en un vuelo lunar real antes de la primera misión tripulada.

LEER
¿Qué ocurrirá con el sol cuando se apague?

En 2023, Artemis II llevará a cuatro astronautas en un viaje de una semana alrededor de la Luna. Como primer viaje humano en 1968 en el Apolo 8, Artemis II no aterrizará.

Con un lanzamiento planificado en octubre del 2024, Artemis III aterrizará a su equipo de astronautas femenino y masculino cerca del polo sur de la Luna, una región donde en 2008, los satélites confirmaron que existe hielo de agua.

Una de las principales prioridades de Artemis III es investigar exactamente dónde se puede encontrar agua polar y cuánta hay. El agua es un bien mucho más valioso que el oro para los futuros humanos que habitarán la luna; es una fuente de agua para beber, oxígeno para respirar y los componentes químicos de las pilas de combustibles eléctricas y el combustible de cohetes.

Gracias a todas las expediciones lunares, se desarrolla el primer prototipo de una residencia humana lunar

Una vez que las naves SLS y Orión se prueben como un sistema confiable para transportar astronautas hacia y desde nuestro satélite, el siguiente paso a nuestro regreso será colocar la estación espacial Lunar Gateway en órbita alrededor de la Luna.

LEER
Misteriosas ondas de radio espaciales llegan a la Tierra

El Gateway será un hogar y lugar de trabajo para los astronautas, como una versión más pequeña de la Estación Espacial Internacional. Gateway será una plataforma para realizar investigaciones científicas y probar nuevas tecnologías.

Lo más importante es que Gateway será una estación de paso: un punto de encuentro para las naves espaciales Orión que van y vienen de la Tierra, y una estación de servicio y un muelle para los vehículos de aterrizaje.

Cuando Artemis III y su tripulación de cuatro lleguen a la órbita lunar, Lunar Gateway ya los estará esperando, junto con el vehículo de aterrizaje que llevará a dos de la tripulación a la superficie. La tripulación de aterrizaje pasara ahí casi siete días, más del doble de la estadía del Apolo 17, la visita más larga del Apolo. Los otros dos astronautas permanecerán en órbita en el Gateway y la nave espacial Orión acoplada.

Los estudios avanzados realizados por un rover robótico, VIPER y un CubeSat orbital ayudarán a elegir el lugar de aterrizaje de Artemis III mediante la búsqueda y muestreo de depósitos de hielo de agua.

Cuando los astronautas lleguen al polo sur, encontrarán un vehículo lunar esperándolos que tienen un aspecto similar a los carritos de golf y que han sido utilizados por las misiones Apolo. El rover podrá llevar a los astronautas en excursiones de hasta nueve millas desde el lugar de aterrizaje.

LEER
Hace un par de años se creó el imán más potente del mundo... pero algo ocurrió

Durante la estadía de una semana cerca del polo sur de la Luna, los astronautas realizarán experimentos científicos y recolectaran muestras, incluido el hielo de agua de particular interés para explorar son los caracteres polares y los valles de sombra permanente donde este hielo está protegido de los rayos directos del sol.

El objetivo: estadías más prolongadas

Las misiones que seguirán al aterrizaje del 2024 contarán con visitas cada vez más largas al Gateway y a la superficie de la luna.

Se establecerá un campamento base de Artemisa en un sitio aun por elegir; uno de los candidatos es el cráter Shackleton. Concebido como una base de operaciones para expediciones al terreno circundante.

El Campamento Base contará con un “Hábitat de Superficie de la Fundación Lunar” de viviendas humanas semipermanentes, o “cabañas”, y materiales, suministros y otros equipos para mantener la base y el servicio de salida.

Los vehículos de terreno lunar, como el que utilizara Artemis III, extenderán el alcance de los astronautas viajando por el paisaje.

Los vehículos también serán operados de forma remota desde el Campamento Base o incluso desde Lunar Gateway orbitando arriba, convirtiéndolos en vehículos de exploración robótica y vehículos de transporte de carga útil.

LEER
¿Es verdad que todos los mamíferos nacen sabiendo nadar?

El campamento base puede eventualmente dar servicio a una Plataforma de Movilidad Habitable; un gran rover presurizado que puede soportar una tripulación de cuatro por hasta 45 días, llevándolos en largas expediciones de descubrimiento. Un ejemplo muy similar es el vehículo de superficie de la película “El marciano”.

Todo puede parecer muy lejano o ficticio, pero en realidad este futuro está casi a la vuelta, aunque muchos tienen sus dudas al respecto.

Rusia y china unen fuerzas para construir su propia base lunar

Por su parte Rusia y China han presentado un plan para construir la Estación Internacional Lunar (ILRS por sus siglas en inglés) conjunta. Se pretende que la base lunar propuesta esté lista para visitas tripuladas en 2036 y no está relacionada con el programa Artemis, liderado por Estados Unidos, que se ha comprometido en llevar a la primera mujer y persona de color a la Luna para el 2024, aunque esa fecha parece cada vez más improbable.

Al igual que Artemis, el ILRS está abierto a colaborar con otros países, y el 16 de junio la Administración Nacional del Espacio de China y la corporación espacial estatal de Rusia, Roscosmos, publicaron una guía de asociación.

LEER
El delorean regresa al futuro... ¿con coche eléctrico?

El desarrollo de ILRS se divide en tres fases: el reconocimiento se está llevando a cabo ahora en misiones como Change – 5, que devolvió muestras de rocas lunares a la Tierra el 16 de diciembre del 2020, y futuras misiones chinas y rusas.

En los próximos años se elegirán uno o más sitios, y luego comenzará la fase de construcción. Esto durará casi una década, y la carga y el equipo se transportarán a la superficie lunar a través de barcos sin tripulación.

Finalmente, en 2036, llegarán visitantes humanos para comenzar el trabajo científico y seguir construyendo la base. Al igual que el programa Artemis, el plan requerirá una inyección sostenida de financiación y voluntad política durante muchos años para que tenga éxito.