Hace 70 años, los días en la tierra eran 30 minutos más cortos

No es ningún secreto que muchos de nosotros hemos perdido la noción del tiempo en muchas ocasiones y que inclusive llegamos a sentir que nuestros días cotidianos se vuelven más y más largos más aún si vamos comenzando la semana y estamos esperando ese bendito viernes para por fin poder descansar del agotador trabajo.

Pero no eres sólo tú, sino que año con año los días se están volviendo más largos, pero tranquilo, no hay de qué preocuparse, aquí te explicamos el por qué sucede este singular fenómeno.

¿Por qué los días se hacen más largos?

Si bien, uno de los fenómenos más importantes a destacar en cuanto a este tema, es el llamado solsticio de verano.

Este ocurre en diferentes fechas dependiendo en qué parte del hemisferio vivas, por ejemplo, en el hemisferio norte por lo general ocurre el 20 o 21 de junio.

Cabe destacar que el solsticio se refiere al día en la que la tierra recibe más luz solar a comparación de cualquier otro día del año, y el cual inclusive era utilizado por antiguas culturas para realizar sus celebraciones más memorables.

Un ejemplo de ello es la ceremonia Inti Rayma proveniente de la cultura Inca donde se daban ofrendas, así como sacrificios humanos y de animales hace miles de años atrás.

LEER
¿Por qué el hambre nos pone de mal humor?

Como comentamos anteriormente, este es considerado el día más largo del año, también cabe recalcar que de manera casi imperceptible, nuestros días y noches se están alargando año con año.

Pero tranquilo, esto no es algo que sucediera en la actualidad, básicamente ha sido un proceso de cambio que ha llevado millones de años en efectuarse, esto debido a la rotación que la tierra realiza sobre su propio eje y la cual expande con los años.

Esto es debido a las mareas oceánicas generadas tanto por la luna como por la gravedad del sol, las cuales agregan 1.7 milisegundos a la duración del día cada siglo, aunque este número puede variar dependiendo de las escalas de tiempo geológicas.

Debemos tomar en consideración que la Luna se aleja lentamente de la Tierra en espiral, lo cual provoca mareas que se extienden durante el día, dicho fenómeno nos muestra inminentemente que el satélite en algún momento tendrá que despedirse de nosotros y es mediante registros en rocas y fósiles que se han recolectado las evidencias que nos dan a conocer el origen y el destino final de la luna.

Por su parte el investigador Senior a cargo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la Nasa en Pasadena California ha dado a conocer que “están poniendo energía en la órbita de la Luna y sacándola del giro de la Tierra”.

LEER
De aquí no te llevas ni un grano de arena

Pero si no has entendido completamente el por qué está sucediendo este fenómeno, tranquilo, aquí te lo explicamos detalladamente.

La luna y su efecto sobre los días en la tierra

Es bien sabido que la gravedad de la Luna genera mareas, por su parte estas tiran con más fuerza del lado de la Tierra que esta frente a la Luna.

Debido a esto, es que se provoca un bulto especialmente en sus océanos maleables, si bien el Sol afecta de igual manera a la marea, también hay que tomar en consideración que, debido a la gran distancia que hay entre la Tierra y el Sol, este solo representa aproximadamente una quinta a comparación de la influencia lunar.

Entonces, gravitacionalmente hablando, las mareas son capaces de empujar a la luna hacia adelante, impartiendo energía y dándole a nuestro satélite un impulso orbital, mientras que la fricción a lo largo del fondo marino frena la rotación de la Tierra.

Nuestro planeta contiene un cronometraje, el cual vive a través de calendarios naturalmente preservados en forma de fósiles.

Uno de los ejemplos más importantes son los corales, los cuales pasan por ciclos de crecimiento diario y estacionales los cuales forman bandas similares a los anillos de crecimiento en los árboles, si los cortamos podemos saber cuántos días han pasado en un año. Otro dato curioso es que en el periodo carbonífero hace unos 350 millones de años, un año terrestre tenía alrededor de 385 días, dato obtenido mediante los corales, aunque esto no significa que el planeta tardo más en girar alrededor del sol, sino que el ciclo día-noche duro menos de 23 horas.