Facebook está en problemas por su permisividad con el odio

Las personas son cada vez más conscientes de cómo un comentario puede llegar a impactar en la vida de los usuarios, especialmente si estas tienen un mensaje de odio y discriminación.

Un obstáculo que frena el progreso hacia una sociedad más justa, estos mensajes que giran en torno al odio son cada vez menos tolerados muchos usuarios alrededor del mundo, especialmente en una era donde hay que ir con cuidado con lo que uno dice o deja de decir.

Y esto no solo afecta en el comportamiento cotidiano en el contexto de cada persona, sino también en las redes sociales, donde se exigen que los mensajes de odio sean mejor controlados, como ocurre en una de las redes sociales más usadas: Facebook.

Es precisamente en esta red social donde se está viviendo con fuerza una profunda confusión e ignorancia con los límites de un discurso para considerarse aún un derecho de libertad de expresión, además de ser cuna de los mayores movimientos desinformativos que más se comparten y circulan.

 

#StopHateforProfit es uno de los movimientos civiles para parar el odio

Grupos de usuarios civiles comenzaron el movimiento #StopHateforProfit, donde se le exige a Facebook tomar las medidas necesarias para detener los mensajes de odio y discriminación.

LEER
África se pone las pilas y lanza sus primeros móviles

Respaldados por marcas de todo el mundo, han propuesto medidas para que Facebook implemente, especialmente con la epidemia de desinformación que han afectado gravemente  a las sociedades de muchos países, los mensajes de odio que Facebook tolera sin mayores restricciones y la violencia que se vive en esta plataforma.

Para obligar a que el grande de las redes sociales escuche el llamado de este movimiento, han decidido boicotear el sistema publicitario de Facebook, medio por el cual recibe jugosas ganancias a cambio de colocar la publicidad de sus usuarios.

Este movimiento hizo temblar aunque sea un poco las acciones de Facebook, decayendo un 3% luego de que Coca-Cola, Hersheys  y Starbucks publicaran anuncios a favor del boicot, logrando que los números bajaran un 8% más tarde.

Incluso Twitter salió afectado debido a que Unilever se uniera al boicot publicitario tanto en Facebook como Twitter, después de todo también esta plataforma enfrenta la misma culpa aunque en diferente escala.

El estratega jefe de Wedbush Securities, también habló al respecto preocupado por la seguridad de todos los usuarios que consumen información falsa en estas redes sociales, argumentando que Facebook necesita abordar lo más pronto posible esta situación, pues el boicot podría empeorar e incluso salirse de control.

LEER
Viene volando de Wuhan: el motor de plasma para aviones

Celebridades y artistas se unen a una segunda oleada contra Facebook

Para agosto de este 2020 las aguas parecieron apaciguarse, y Facebook se fue más que nada con una fuerte advertencia. Pero no contaba con que en septiembre muchas celebridades también decidieran boicotear esta red social ante los incesantes mensajes de odio que se expanden como fuego por toda la red social.

Jennifer Lawrence, protagonista de las películas de los Juegos del Hambre, Sacha Baron Cohen que se volvió famoso por protagonizar la película BORAT, así como Kim Kardashian y Leonardo DiCaprio, son algunos de los artistas y celebridades que amenazaron con detener sus actividades en Facebook.

En sus anuncios sobre su decisión, piden a Facebook que tome las riendas de los mensajes de odio que ocurren tanto en su plataforma como Instagram, que censure mensajes racistas, odio, discriminación, y otros aspectos sensibles que podrían afectar la vida de los usuarios como amenazas y desinformación relacionados con la salud, alimentación, política, etc.

Para tener idea de cómo podría afectar esto a Instagram, Kim Kardashian cuenta con 188 millones de seguidores que son altamente influenciables, no solo por seguir los pasos de la celebridad que admiran, sino porque son precisamente ellos quienes sufren por la irresponsabilidad de las redes sociales.

LEER
Productos que Google abandonó tal vez demasiado pronto

La permisividad de Facebook, Instagram y Twitter se ha salido de control, convirtiendo sus redes sociales en un lugar nocivo para muchas personas, incluso círculos enteros. Y aunque sitios como Twitter ha sido cuna de movimientos populares por la justicia como «Black Lives Matter», también ha permitido la libre publicación de mensajes de odio de personajes altamente influenciables en el país, como los controversiales tweets de Donald Trump que ha herido a muchas personas y comunidades por sus muestras de intolerancia y burla.