El siguiente paso de Starlink es conectar vehículos

Durante mucho tiempo, Starlink se tuvo muy guardado el proyecto en el que estaba trabajando, y se trata del primer internet satelital de alta velocidad y baja latencia que podría llegar incluso donde le internet convencional o la señal móvil no ha podido insertarse.

Starlink ha estado trabajando en la fase beta de su primera entrega, y se trata de un servicio que tiene un alcance doméstico e internacional, que pretende expandirse en todo el globo este 2021.

Durante esta fase beta, los usuarios que se están inscritos en este programa han podido experimentar un internet que ha ido desde los 50Mb/s de velocidad, hasta 150Mb/s, y con una latencia que va de los 20 a los 40 ms en la mayoría de las zonas.

Pero este es solo un pequeño eslabón de lo que será la misión mayor y principal, y es la de colocar cientos de satélites en la órbita terrestre para que esta señal pueda llegar hasta los lugares más inaccesibles.

Junto con los satélites, también se instalarán estaciones en tierra que pretende exponenciar como nunca su red de software, velocidad de datos y latencia que abrirá las puertas a una nueva forma de experimentar el internet satelital.

Esto se sabe de momento del internet satelital beta de Starlink

Lo que más destaca del equipo satelital, es que es bastante sencillo y minimalista. Se nota el empeño en reducir el ruido visual, el exceso de cables y hasta del más mínimo detalles estético.

LEER
Finalmente, Libra se lanzará en 2021

Durante el programa, se les hizo llegar a los miembros el kit de Starlink con todo lo que necesitaban para poder instalar por sí mismos los aparatos, este kit incluye el router Wi-Fi, la fuente de energía, algunos cables, la antena parabólica y su trípode.

Para un buen funcionamiento, advierten que debe haber un buen clima, pues el exceso de nubes puede provocar interrupciones en la señal, además, está disponible en descarga la aplicación con todos las recomendaciones para encontrar una buena localización para la instalación.

Aún hay muchas cosas por pulir, pero de momento ya presume que la velocidad de envío de datos de un punto al siguiente (latencia) es bastante baja, esto debido a que los satélites de Starlink están 60 veces más cerca de la tierra que los satélites tradicionales.

Los satélites actuales al estar más lejos de la Tierra, suele demorar más la velocidad del internet, como consecuencia, actividades de alta demanda como video llamadas, juegos en línea y el streaming de videojuegos contiene retrasos o el llamado «lag».

Con esto no solamente solucionarán aspectos de velocidad de internet en las zonas urbanas y suburbanas, también podrán llegar hasta las zonas rurales y comunidades alejadas de cualquier servicio de comunicación.

LEER
Cuidado con las tiendas online: a veces nos vende artículos anticuados

Ahora los lugares olvidados y rezagados podrán comunicarse con el resto de la civilización, lo que incluso podría abrirles la puerta a que nuevos servicios lleguen a ellos, pues ya no estarán olvidados e incomunicados.

El internet satelital también sería implementado a medios de transporte si se lo conceden

De hecho, no ha sido Starlink el que tiene la iniciativa de implementar este internet satelital a automóviles, barcos y aviones, pues su único trabajo es la de proveer el servicio. El verdadero interesado es SpaceX, la compañía hermana de Starlink.

Ha sido SpaceX el que está moviendo los medios para poder conectar cualquier vehículo en movimiento con internet al menos en el territorio estadounidense, y esta necesidad ya la podemos ver en los servicios de Wi-Fi que ofrecen algunas aerolíneas.

Actualmente todo el mundo necesita estar comunicado y conectado a internet, no solo en casa, también mientras se trasladan y están en constante movimiento, dependiendo únicamente de las señales móviles que no está disponible en los lugares más lejanos.

Tan solo hay que imaginarse las posibilidades que un camión de carga esté siempre comunicado mientras viaja en el país, o tal vez un buque mercante que ha zarpado de Europa y llegará a territorio estadounidense, lo mismo con un vuelo internacional.

LEER
Everyday, la app para entrenar tus hábitos diarios

Todos estos vehículos tienen algo en común, y es la de quedar en un punto ciego de toda la humanidad a miles de kilómetros en el cielo, el mar o alguna carretera lejana de cualquier señal.

Estos no solamente tendrían un mejor desempeño de la logística y comunicación, también podrían ser auxiliados a tiempo en caso de algún percance o accidente, donde comúnmente están solos.

SpaceX quiere ser el primero en poder operar este tipo de tecnología y tener la autoridad, aunque a comparación del internet satelital para hogares que puede ser instalado por cualquiera, en cuestiones de vehículos tendría que ser instalado por técnicos calificados.

Esto es porque la compañía necesita asegurar la correcta instalación del ESIM (Estación Terrestre en Movimiento) y sus terminales conectados a los vehículos sean adecuados bajo un entendimiento profundo sobre la radiación ambiental de la antena y la configuración indicada para garantizar la seguridad de las personas alrededor de esta.

Pese a este detalle, SpaceX asegura que la tecnología en su plato parabólico no supone un riesgo de radiación para el público.

Ahora la pregunta del millón es si su otra compañía hermana, Tesla, incorporará esta tecnología a sus vehículos, pero ya se ha hablado de que sus autos eléctricos no contarán la tecnología de Starlink.

LEER
Huawei cree que sabe cómo jugar sólo

De acuerdo con el propio Elon Musk, las terminales son demasiado grandes para los autos Tesla o cualquier otro medio de transporte pequeño. Más bien este proyecto está dirigido a vehículos de gran volumen como aviones, barcos, camiones y otros vehículos meramente recreativos.

Pero ese es el menor de los obstáculos cuando parte del espectro radioeléctrico de la tecnología de Starlink estará en conflicto con las emitidas por la NASA y otros observatorios de astronomía.

La única solución que propone SpaceX, es la de limitar y acortar el radio de su espectro, de ese modo cualquier vehículo tendría menor probabilidad de «chocar» con otras señales durante su trayecto.

SpaceX ya tiene todo lo necesario para proceder con el plan, ahora es cuestión de que las autoridades aprueben la solicitud que ha enviado para ponerlo en marcha y empezar con las pruebas del sistema de internet satelital.

Posiblemente estemos viendo finalmente su funcionamiento en algunos lugares de Estados Unidos a finales de 2021, aunque aún hay mucho que deben ajustar antes de lanzarse de lleno.

Mientras tanto, SpaceX se encargará de llenar la órbita terrestre de satélites

Casi todos los días hemos estado recibiendo noticias sobre los cohetes y sistemas de propulsión probados por SpaceX, algunos fallando y otros logrando su objetivo, pero lo cierto es que no solamente se están enfocando en llegar a Marte.

LEER
Ahora el clima será pronosticado por Inteligencia Artificial

Algunos de estos lanzamientos han tenido un propósito, especialmente las de la segunda etapa del Falcon 9, que ha estado reviviendo su motor para poder lanzarse a la órbita terrestre y dejar los primeros 60 satélites de Starlink.

Durante marzo de 2021, SpaceX ha estado realizando misiones sin cesar, y continuarán haciéndolo hasta que superar los 1.100 satélites que necesitan que estén en órbita, aunque no todo ha sido tan fácil como parece en medio de pruebas fracasadas de aterrizaje y satélites con mal funciones.

Sin embargo, Musk no se da por vencido y poco a poco estará llegando a la meta de 1.584 satélites que apenas estarán orbitando a 550 kilómetros de la tierra, una distancia bastante corta a comparación de otros satélites.

Esta baja altitud pretende que la velocidad y latencia del internet sea muy optimizada, y que la señal funcione mejor que cualquier antena parabólica actual, sin embargo, hay quienes están preocupados por la inmensa cantidad de aparatos que en cualquier momento puedan caer con la mínima descompostura.

Pero nada los ha detenido de empezar a aceptar las primeras pre-órdenes para su versión doméstica que tan solo valen $99 dólares, esto para asegurar su kit de Starlink una vez que esté disponible en su localización, que como mencionamos antes, muchos lo tendrán en sus manos a mediados o finales de este 2021 según ha mencionado SpaceX.

LEER
Las 7 extensiones imprescindibles en tu navegador

Pero este solo es el precio de reservación, pues una vez confirmadas las órdenes, se estima que los clientes deberán desembolsar $499 dólares para obtener el kit que incluye la antena, el modem y los cables, así como $50 dólares de envío y manejo. Además, el servicio costará aproximadamente $99 dólares mensuales.

Conforme muchos factores se vayan calibrando, más satélites se encuentren en órbita y las cuestiones burocráticas vayan progresando, seguramente veremos también la versión de conectividad satelital para los vehículos en los próximos años.