El significado de la palabra Uitwaaien que te sorprenderá

En las redes sociales se ha hecho viral las publicaciones que hablan sobre palabras que no tienen una traducción literal en una sola palabra, ya que expresan emociones o sentimientos complejos y bastante específicos imposibles de encapsular en una sola palabra para el resto de los idiomas.

Por ejemplo, la palabra alemana Waldeinsamkeit, que refleja el sentimiento de soledad cuando se está rodeado de la naturaleza, algo que experimentan mucho quienes gustan de las caminatas por el bosque.

El Wabi-sabi de Japón que se volvió muy popular al destruir las ideologías impuestas de que todo debe ser perfecto para funcionar, pues esta expresión significa que los defectos e imperfecciones también son especiales, hermosos y totalmente válidos.

El Forelsket de Noruega también define algo que muchos experimentamos, como el sentimiento de euforia que ocurre justo en el momento en que uno comienza a enamorarse, sí, ese momento cuando nos reímos como tontos, sentimos mariposas en el estómago y todo parece ser perfecto.

Caminar en el viento

Hoy te queremos hablar de “Uitwaaien”, una palabra neerlandesa que es utilizada con frecuencia en Los Países Bajos, y que literalmente se podría interpretar como «caminar en el viento».

Esta palabra alberga sentimientos y toda una experiencia, pues este término se utiliza cuando una persona desea relajarse, ponerse su mente en blanco y olvidarse de sus preocupaciones saliendo a caminar.

LEER
¡Ojo!, WhatsApp borra cuentas si incumples estas cosas

Pero esta caminata no es nada usual, pues se realiza en planicies donde el viento sopla tan fuerte que puede empujar ligeramente a una persona, esta brisa trae olores de lugares lejanos, frescura y algo de diversión, pues también se trata de jugar con el viento.

De hecho, el Uitwaaien de los Países Bajos ha sido un producto colateral a una práctica impresionante y centenaria de los primeros habitantes de estas tierras, y eso es de lo que te hablaremos a continuación para dejarte con la boca abierta.

Uitwaaien: Una palabra que ha sido posible gracias al ingenio del hombre de dominar la naturaleza.

¿Alguna vez te has preguntado por qué los Países Bajos se llaman de esa manera?, desde luego no es por su ubicación con respecto al continente pues se encuentra muy al norte, ni tampoco se debe a que sus habitantes viven en el subterráneo.

De hecho, se llaman así porque sus tierras se encuentran por debajo del nivel del mar, es decir, la superficie del mar se encuentra por encima de gran parte de sus tierras habitadas y de cultivos, ¿cómo es esto posible?

LEER
Seguro la has visto mil veces pero no sabes lo que es: descubre la mano de Fátima

No significa que ellos vivan debajo del agua, aunque las tierras que pisan si lo estuvieron originalmente hasta que llegó la intervención del hombre hace ya cientos de años hasta la actualidad.

Si buscas en internet sobre algo característico de los Países Bajos, te encontraras con su sistema polder que han esculpido la tierra hermosamente geométricamente, y si viéramos una vista aérea de las costas de este país, veremos que todo está dispuesto tan ordenado y pulcramente.

Una solución creativa

Esto se originó cuando los holandeses, hace ya varios cientos de años, no se conformaron con las tierras que ya poseían, pero no podían ganar más territorio pues los limitaba el inmenso Mar del Norte, atrapados entre la espada y la pared, se les ocurrió que podrían ganar más tierra si se la robaban al mar.

Aprovechando que el mar no es demasiado profundo, se dispusieron a crear una cerca de piedra a varios metros de distancia de la costa. Esta cerca convertía a una buena porción del mar en una piscina, que con ayuda de bombas de agua, las vaciaban llevando el agua al mar al otro lado de la cerca.

LEER
Imprimen un puente diseñado por Leonardo Da Vinci en 3D

Desde luego, hace cientos de años no existían las bombas de agua eléctricas que conocemos ahora, por lo que construyeron unos que funcionaban impulsados por el aire y tenían forma de molinos de viento.

Pasaron muchos años antes de que una porción de tierra del mar se volviera lo suficientemente estable y en condiciones de ser usada para la agricultura, por ello las bombas de viento permanecían funcionando drenando el agua por canales que sirvieron para regar otros campos de cultivos y suministrar a los hogares.

Una vez que dicha porción se volvía lo suficientemente firme y fértil, se utilizaba para sembrar vegetales, semillas y hacer proliferar los bosques, generando una rica biodiversidad y generando una poderosa fuente de comercio.

También esto marcaba el momento para volver a repetir el proceso en otra porción más de mar, extendiendo el nuevo territorio por cientos de metros e incluso kilómetros donde ahora encontramos hogares, puentes, parques y mucho más.

Un territorio que hace correr fuertes vientos curativos

Las costas siempre han sido lugares ventosos, pues no hay ciudades o bosques que impidan el paso del aire que proviene de los océanos, gracias a eso es que las bombas impulsadas por el viento fueran tan exitosas y prácticamente tuvieran el impuso necesario durante todo el año.

LEER
10 cosas que no sabías para qué demonios sirven

Además, la tierra ganada del mar es muy llana, sin montes, cerros u otros montículos que puedan funcionar como barrera, dando el paso libre al aire por todo su territorio.

Los vientos provenientes del norte suelen ser fríos y también bastante fuertes en algunas temporadas, y los habitantes ya se han adaptado a esta forma de vida donde tienen que convivir con condiciones a veces difíciles.

Pero si hay algo admirable del pueblo de los Países Bajos, es que en vez de construir para ocultarse de los gélidos torrentes de aire, ellos abrazan lo que la naturaleza provee, y la expresión uitwaaien es prueba de ello.

Seguramente ahora tendrá más sentido la experiencia que se vive durante el uitwaaien especialmente para hacer volar lejos el estrés y las preocupaciones, pues este viento no es apacible, sino que es un aire golpeador, latigueante que puede sacar a cualquiera de sus pensamientos internos.

Una vez que las personas se adaptan a los empujones del viento y las temperaturas tan bajas, se puede mantener el equilibrio y el cuerpo se puede relajar más e incluso puede llegar a ser algo divertido.

De hecho, las personas suelen recurrir a la experiencia del uitwaaien como una especie de terapia emocional, debido a lo efectivo que es para despejar la mente y sentirse en conexión con la naturaleza y lo más esencial de este mundo, dejando atrás la complejidad propia de nuestra mente humana.

LEER
Las aerolíneas están en número rojos: solo 4 han dado beneficios este año

El viento como el principal proveedor de Países Bajos

Ahora es más fácil ver cómo el viento cumple un papel bastante fundamental en el desarrollo del país y de su gente, y no pierden la oportunidad de incluirla en sus actividades actuales.

El «Campeonato Holandés de ciclismo contra el viento» es uno de los eventos más populares y también una evidencia más de cómo el viento ya es un elemento cultural en estas tierras. Aquí, los ciclistas se preparan arduamente para recorrer más de 8 kilómetros sobre un espolón que divide la ciudad con el Mar del Norte.

Lo más retador de esta carrera es que se festeja en invierno, cuando el ambiente es gélido y las rachas de viento son las más fuertes pero también las más insoportables, pues son capaces de quemar la piel y empujar lejos a los ciclistas, sin duda uno de los campeonatos más extremos que hay.

De hecho, es tan ridículamente extrema que también se le conoce como «la carrera más idiota pero más divertida» en el mundo del ciclismo, donde todos los pobladores y amantes del deporte no pierden la oportunidad de ver a los valientes (o tontos) ciclistas.

LEER
¿Por qué se producen las superlunas?

Y es que nadie se puede perder ver cómo los pobres ciclistas tratan de mantenerse calientes y pedalear para llegar a la meta con el peso de los vientos a más de 100 km/h. Cuando los vientos no son tan fuertes ni lo suficientemente fríos el evento suele ser cancelado.

Uno de los ganadores más memorables fue Max de Jong en 2018, quien pudo terminar el recorrido en 23 minutos en medio de los poderosos vientos de la tormenta Ciara.

Ahora que ya conoces el significado y todo la historia que hay detrás del uitwaaien, seguramente te apetecerá intentarlo en un día de tormenta en la playa, eso sí, ten mucho cuidado de los objetos voladores y hacer caso a las indicaciones de protección civil.

Ahora en el próximo invierno ventoso, no te olvides de invitar a tus amigos y familiares más estresados a practicar la increíble experiencia del uitwaaien, y disfrutar de esos placeres únicos que nos da la madre naturaleza.