El ser humano es cada vez menos narcisista con la edad

En todas las edades podemos encontrar comportamientos narcisistas especialmente con la llegada de las redes sociales, y eso lo podemos comprobar al ver su galería de fotografías que pueden estar llenos de selfies y un mundo del «yo y yo».

Y aunque parezca normal para algunos e irrelevante para otros, quienes se han metido de lleno en este fenómeno han sido los profesionales de las disciplinas del comportamiento humano.

Un reflejo del interés por conocer más la mente humana la podemos ver en un estudio publicado por la APA Psyc NET que ha revelado interesantes conclusiones.

Estudios indican que las personas pueden ser más humildes con la edad

«Longitudinal changes and historic differences in narcissism from adolescence to older adulthood», o en español, «Cambios longitudinales y diferencias históricas en el narcisismo desde la adolescencia hasta la edad adulta», es el título de este estudio.

En él se plantea un experimento con 750 sujetos de entre 13 y 70 años de edad, descubriendo que el comportamiento narcisista comienza a disminuir significativamente con la edad.

Uno de los detonantes hacia el camino de la humildad ha sido la inmersión de los jóvenes al mundo laboral.

LEER
Viene volando de Wuhan: el motor de plasma para aviones

William Chopik, el autor principal de este experimento social menciona que muchos de los jóvenes comienzan a darse cuenta que la conducta egoísta comienza a marginarlos de relaciones importantes para ellos.

Y ciertamente, en el mundo laboral es donde el trabajo en equipo es algo indispensable y lugar donde comienzan a tener relaciones más personales con algunos colegas, por ello se convierte el parteaguas en la perspectiva de los jóvenes adultos.


Narcisismo colectivo e individual, ¿una plaga en la sociedad?

Es importante tener en cuenta que desde que nacemos tenemos un comportamiento narcisista, pues de ello depende nuestra supervivencia.

El llanto de un bebé cuando tiene una necesidad, los berrinches de un niño cuando se siente frustrado, el descubrimiento y desarrollo de la propia identidad cuando alcanzan la pre adolescencia.

Todos estos son síntomas saludables y normales de narcisismo durante el crecimiento cognitivo del ser humano, que conforme adquirimos conciencia de nuestro alrededor, es necesario ir dejándolo atrás.

Sin embargo, cuando la crianza de un joven no es la adecuada, puede llevar este comportamiento incluso a la adultez afectando su relación con la sociedad en la que debe estar inmerso activamente.

LEER
10 cosas que desconocías hace 10 minutos

Pero Pat MacDonald, psicóloga y autora de su investigación «Narcisismo en el mundo moderno», advierte que el crecimiento creciente de este mal se ha expandido radicalmente en nuestra sociedad.

Y es que somos parte de un mundo basado en el consumismo y la promoción de uno mismo en las redes sociales que han transformado la perspectiva de las personas a una donde se busca la atención y la fama.

Este nivel de narcisismo donde las personas pueden sentirse superiores por tener más «likes» o que cambian su cuerpo para frenar el envejecimiento o verse más atractivos ante su público, es algo que sobrepasa por mucho una conducta saludable.

Vivimos en un mundo donde las redes sociales se adaptan a nuestros gustos y comportamiento, donde las marcas más importantes del mundo contrata personal para leer y responder individualmente los comentarios de la gente para hacerlas sentir únicas y escuchadas.

Ahora todos pueden ser influencers y vivir de ello, tenemos el poder de juzgar y señalar a una persona o empresa de acuerdo a nuestros estándares dándole una puntuación en Facebook u otros medios.

Esto y más es parte de la construcción del mundo digital del siglo XXI en la que colectivamente todos participamos.

LEER
El fallo de 0,0000000095 segundos provocó que fallase un sistema antimisiles

Y aunque todas estas herramientas comerciales no tienen una finalidad maligna de corromper las mentes y se pueden utilizar puntual y adecuadamente, lo cierto es que nadie nos prepara y educa para tomarlo de la manera correcta y ese es nuestro punto débil.

Y muy al contrario de lo que muchos pueden pensar sobre que el narcicismo puede convertirse en una epidemia, lo cierto es que mucho de esto depende incluso de la cultura donde se vive, es decir, su ubicación geográfica, su grado de educación académica, la calidad de su educación personal, entre muchos otros factores como la edad.Finalmente se busca que toda esta información y análisis coadyuven al desarrollo de la educación que gire alrededor de las nuevas necesidades y ayuden a generar métodos y técnicas de educativas para padres en el futuro.