El reconocimiento facial en tiempos de coronavirus (y su mascarilla)

Parece como si hubiese sido ayer cuando se estrenó el reconocimiento facial en el Samsung Galaxy Nexus por ahí del 2011 y con un recién lanzado Android 4.0, que aunque no era una tecnología muy avanzada, sí que apostaron por esta novedad para hacer este producto atractivo.

Debido a esto, el desbloqueo facial realmente no destacó mucho, especialmente al ser un método mucho más lento que simplemente ocupar un pin o contraseña, además, no era demasiado confiable al no poder reconocer nuestro rostro  con poca luz, anteojos e incluso un peinado que cubriera parte de nuestro rostro.

Cuando los usuarios malintencionados se dieron cuenta que podían desbloquear los teléfonos usando una fotografía del propietario, fue cuando iPhone volvió popular la solución: reconocimiento facial 3D.

Ahora, esta tecnología sería capaz de distinguir a una persona real de una fotografía al detectar más dimensiones, además de que los sensores más avanzados que antes, lograban compensar la luz incluso cuando había poca iluminación.

Fue así como el reconocimiento facial resurgió entre las cenizas con cada vez más capacidades de detección, que lo volvió una herramienta de seguridad altamente confiable.

En la actualidad, es tan precisa que los bancos lo han adaptado a sus bancas móviles, ayudándonos a acceder rápidamente a nuestra cuenta y pagar por productos de una forma mucho más fácil.

LEER
Imprimen un puente diseñado por Leonardo Da Vinci en 3D

Pero nos hemos encontrado ante un evento que ha puesto en jaque esta tecnología que prometía ser la más eficaz actualmente, y se trata de la pandemia que estamos viviendo y que nos obliga a cubrir nuestro rostro.

Ahora cuando más necesitamos prescindir del dinero en efectivo que puede estar contaminado, y cuando más se ha impulsado el uso de tarjetas bancarias o pagos móviles, es cuando menos podemos hacer uso de este sin correr peligro debido a nuestras mascarillas.

Los usuarios de Apple, los más afectados por las mascarillas

Apple lanzó su propio modo de identificación llamado FaceID, que pretende identificar al propietario haciendo uso del rostro de una forma mucho más avanzada que en Android.

No solamente se utiliza el FaceID para desbloquear el teléfono, también para proteger su información, gestionar contraseñas, descargar aplicaciones, e incluso resguardar apps como WhatsApp y las de pagos rápidos.

Y es que el FaceID de Apple es tan poderoso como para detectar el rostro del propietario desde cualquier ángulo, pero no puede hacerlo si tiene el rostro cubierto, y eso lo especifica al momento de configurarlo, ya que está diseñado para identificar los ojos, nariz y boca como puntos de referencia.

LEER
Productos que Google abandonó tal vez demasiado pronto

De acuerdo a los usuarios que usaban FaceID de forma cotidiana, mencionan que es el gestor de contraseñas con el que más tienen conflictos al iniciar sesión en sitios webs o aplicaciones protegidas.

Sin duda, navegar y utilizar servicios vitales ya no es una opción cuando se trata del reconocimiento facial, al menos al estar en la calle.

Aunque cualquiera diría que es tan fácil como cambiar el método de identificación, para quienes utilizan FaceID en su vida cotidiana, significó no tener que preocuparse en recordar la contraseña maestra, un método mucho más lento que en tiempos de ir de «entrada por salida» en las tiendas es algo que apremia.

EEUU uno de los principales interesados

De hecho, esto ha sido tema de investigación para interesados como el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) en Estados Unidos, quienes vieron un pico de errores en las estadísticas de los algoritmos de reconocimiento facial.

Se observa que a partir de julio, cada vez que se ejecutaba la identificación facial, la mitad de estas resultaba en error. Y aquí podemos observar dos situaciones.

La primera, el cómo el reconocimiento facial no estaba preparado para escanear rostros sin nariz ni boca, y la segunda, que las personas realmente necesitaban del reconocimiento facial a lo largo de esta pandemia, al grado de intentar invocarlos con la mascarilla puesta.

LEER
¡Ojo!, WhatsApp borra cuentas si incumples estas cosas

NIST trató de investigar hasta qué punto el algoritmo era capaz de detectar el rostro de una persona con mascarillas, dándose cuenta que esta tecnología tendía a fallar más fácilmente con solo cubrir la nariz, haciéndolo fallar mucho más utilizando mascarillas de diferentes formas y colores.

 

Países ya desarrollan tecnología capaz de detectar el rostro con mascarilla

Quitarse la mascarilla en la calle para poder usar el reconocimiento facial no es una opción en medio de una pandemia que se ha salido de control y ha puesto en alerta máxima al mundo.

Es por eso que la empresa rusa NtechLab, dedicada a desarrollar e implementar algoritmos de inteligencia artificial en distintas tecnologías, han puesto en marcha un nuevo algoritmo capaz de identificar a las personas incluso usando un pasamontañas.

Sin embargo, estaríamos ante una tecnología en fase inicial, y tal como lo fue el reconocimiento facial en sus inicios, posiblemente no es del todo confiable y exacto.

Y es que este tipo de tecnología se presta a que funcione en unos cuantos, ya sea porque los experimentos y pruebas se realicen reciclando datos internos, como consecuencia, los resultados exitosos que pudiera obtener en su lanzamiento, sería porque las personas cumplen con requisitos similares a esos datos internos.

LEER
Trucos infalibles para mejorar tus llamadas por whatsapp

Trabajando en un mejor algoritmo

Es por ello que ni siquiera el estadounidense NIST ha podido atreverse a proclamar tal avance en esta tecnología, pues ellos no proceden si dicha tecnología no cuenta con estudios estandarizados, es decir, que sea capaz de obtener resultados satisfactorios en toda clase de datos de entrada.

Sin embargo, NIST no se queda de brazos cruzados y también está buscando la forma en evolucionar el algoritmo, y aunque no puede prometer reconocer a una persona con un pasamontañas, sí podría obtener resultados exitosos en personas que portan una mascarilla.

No muy lejos de Rusia, la empresa de tecnología Hanwang con sede en China, ya hacía sus declaraciones de que su tecnología de identificación ya detectaba personas con mascarilla.

Y esto lo dijo en vísperas de la pandemia en el resto del mundo, pero esto no significa que el país no tuviera otra cosa mejor que cumplir con su responsabilidad de tratar de detener este mal.

Y es que en países asiáticos como China y Japón, el uso de mascarilla es de uso habitual y cotidiano desde hace ya varias décadas, por lo que han tenido mucho más tiempo de anticiparse a un mal que apenas aqueja al resto del mundo.

LEER
¿Por qué siguen existiendo las falsas creencias pese a la existencia de internet?

En sus declaraciones mencionan que esta idea dormida comenzó a marchar a pasos rápidos en enero de 2020, justo después de que (la entonces) epidemia comenzara en China.

Así funciona el prometedor detector facial con mascarilla de Hanwang

La idea primordial de este algoritmo, es ayudar a los detectores faciales que se encargan de medir la temperatura, como las que se utilizan en los aeropuertos y últimamente en los establecimientos y negocios asiáticos para identificar a personas potencialmente contagiadas por coronavirus.

El vicepresidente de Hangwang, Huang Lei, menciona en una entrevista que su tecnología se basa en sensores de temperatura combinado con un sofisticado algoritmo que permite reconocer el rostro humano incluso con mascarilla.

Con esta combinación, se podría medir la temperatura corporal mientras identifica el nombre de la persona, con estos datos, el sistema podría realizar el proceso y arrojar un resultado rápidamente.

De hecho, es tan poderoso que puede identificar a cada individuo dentro de un grupo de 30 personas en tan solo un segundo, desde luego, mientras caminan y usan mascarilla, con un porcentaje de éxito del 95%.

Su algoritmo sigue creciendo gracias  a que la compañía obtienen datos con las cuales experimentar de sus más de 200 clientes en Beijin que incluyen oficinas de empresas, negocios y más, con probabilidad de implementarla para el reconocimiento de criminales en las estaciones de policías.

LEER
Historia de Sci-Hub: ciencia compartida gratuitamente

No solo por la mascarilla

Y es que esta tecnología promete identificar a personas que puedan ser criminales sospechosos o terroristas, sin duda, sus usos pueden ser múltiples y variados.

Aunque de momento están enfocados en proveer soluciones a sus clientes en China, la empresa Hangwang,  ya ha manifestado su interés en llevar su tecnología al resto del mundo para que todos se puedan ver beneficiados.

Y no sería de extrañarse que las empresas de móviles chinos que tanto están pujando hacia conquistar el mercado de teléfonos inteligentes, logre implementar tecnología de este tipo en sus marcas banderas como Huawei o Xiaomi, esta última con su ya conocida hambre por innovar hasta de las formas más extravagantes.

Por ahora, solo resta esperar y observar cómo esta tecnología se desarrolla a pasos agigantados, pues aunque parece que pronto habrá una solución ante la pandemia con la distribución de vacunas, es posible que en un futuro no muy lejano tengamos que usar de nuevo las mascarillas.