El caos que traerá consigo el regreso a las oficinas luego de un año de home office

Desde las empresas más pequeñas, hasta las más grandes corporaciones están tratando de prepararse para que sus empleados vuelvan a las oficinas. Pareciera algo tan sencillo como simplemente hacer llegar un email  a sus empleados para que ya se presenten, pero no lo en la práctica.

Más de un año ha pasado desde que millones de trabajadores en todo el mundo tuvieran que cambiar drásticamente toda su vida, no solamente cambiando el lugar del trabajo al hogar, sino el impresionante desafío que significa de equilibrar, separar y no entremezclar la vida privada con la laboral.

Cuando por fin se encontró el equilibrio (dentro de lo que cabe), la pandemia empezó finalmente a menguar, la oportunidad que las empresas necesitaban para volver al ritmo cotidiano, sin embargo, este mal está lejos de terminar, al contrario, las autoridades mundiales temen por una cuarta ola de infecciones.

Con la llegada de la variante Delta de este virus, estamos viviendo una tercera oleada que parece no importarles a las empresas. Ellos están decididos a utilizar cualquier respiro momentáneo para hacer volver a sus empleados, pero lo que conlleva hacerlo les está costando más trabajo de lo que pensaban.

LEER
Esto es lo que te pierdes por no trabajar en Google (desde casa)

Desde un certificado de vacunación, hasta no abandonar el cubre bocas, las condiciones de las más grandes corporaciones

Tal vez la empresa donde trabajamos no sea tan grande como para haber suspendido las actividades en primer lugar, o simplemente piden regresar con el protocolo de seguridad estándar pero, ¿cómo se está viviendo el regreso a las oficinas en las más grandes empresas multinacionales como las tecnológicas?

Facebook ya dio a conocer sus lineamientos de vuelta a la oficina tentativamente en octubre, que implica el uso obligatorio de mascarillas en un escenario actual donde los contagios están volviendo a la alza por las variantes, y pese a que muchos lugares de Estados Unidos ya se niegan a seguir usándolos.

Google también pretende regresar a sus empleados a sus oficinas en octubre, y al igual que Facebook, pedirá que sus empleados ya estén vacunados contra el covid-19, desde luego, se respetará aquellos casos que, por cuestiones médicas, no puedan aplicarse la vacuna.

Los más de 130 mil empleados de Google, ya recibieron su correo electrónico donde se da los pormenores de su regreso este 18 de octubre, aunque con probabilidad de que esta fecha se adelante a día 1° de septiembre, iniciando con su sede en California y el resto de Estados Unidos, posteriormente integrándose sus otras filiales ubicados en más de 40 países.

LEER
Facebook está en problemas por su permisividad con el odio

Apple, quien había mencionado anteriormente el regreso de sus empleados para junio, también decidió atrasar su fecha para septiembre, aunque la ocupación de labores será gradual primeramente trabajando presencialmente 3 días a la semana, tentativamente lunes, martes y jueves.

Los días miércoles y viernes, los empleados de Apple seguirán trabajando en remoto para algunos puestos. Como bonus, también otorgará al año, dos semanas de trabajo remoto anticipándose a escenarios poco favorables por futuros repuntes de contagios.

Esta especie de adaptación «híbrida» de trabajar entre presencial y remoto, apenas es una prueba piloto donde será evaluada la eficiencia de los trabajadores a este nuevo estilo de trabajar, algo así como una transición para el regreso seguro al cien por ciento.

En otros países como España, también se contempla el regreso a las oficinas

Ya son varios países cuyas empresas ya están contemplando el regreso de sus trabajadores este otoño, y España no es la excepción, donde los requisitos son bastante similares, desde tener aplicada la vacuna, hasta el uso de mascarilla.

Eso sí, poco se ha dicho de las responsabilidades de las empresas con los empleados en las instalaciones, quienes deben de asegurar que las instalaciones estén bien ventiladas, se cuide la sana distancia, proveer de mascarillas y caretas, además de productos de desinfección.

LEER
Cosas que debes saber antes de regalar un drone

Sin duda, para que el retorno sea algo seguro y factible, no solamente los empleados deberán poner de su parte, también las empresas para evitar que estas vuelvan a cerrar cuando las cosas se pongan mal.

Y esto implica también el hecho de que habrá más movilización de personas para asistir al trabajo, regresando a la “hora punta” en los medios de transporte, restaurantes a la hora del almuerzo, y otros espacios que son potenciales focos de infección.