Descubren cría de mamut perfectamente conservado luego de 30.000 años en el permafrost

Al noreste de Canadá existe un territorio mejor conocido como Yukón, un lugar silvestre llena de montañas, uno de los pocos lugares donde el ser humano se ha limitado a asentarse, existiendo pequeños poblados alejados de la civilización.

Dentro de este territorio encontramos la Reserva Nacional Kluane lleno de senderos que van al monte Logan, el Rio Alsek y un cúmulo de glaciares.

Una parte de Yukón está compuesta por permafrost, una capa de subsuelo que se encuentra permanentemente congelado desde hace miles de años y que con frecuencia es un cofre de tesoros principalmente para los mineros de oro que trabajan ahí.

Precisamente fue un grupo de excavadores quienes hicieron un peculiar e inesperado descubrimiento: una pequeña cría de mamut que los expertos no tardaron en recuperar y descifrar que data de hace más de 30 mil años.

A comparación de muchos otros restos de mamuts hallados anteriormente, este en particular se ha conservado bastante bien, y de hecho se trata del primer descubrimiento de este tipo realizado en toda América.

Los detalles que hacen único a esta cría de mamut y otras criaturas descubiertas en Yukón

Quien ha descubierto esta criatura ha sido un minero del territorio de los nativos Trʼondëk Hwëchʼin, quien encontró una enorme masa peluda y marrón dentro del hielo permanente mientras realizaba sus actividades de excavación cotidianas.

LEER
¿Pueden los mosquitos oler el sudor?

Gracias a las condiciones de congelación del permafrost que hasta ahora ha sido cuna de los hallazgos mejor preservados de criaturas que vivieron hace 4 mil años, es que pudo conservar casi intacto a este mamífero.

Inmediatamente el excavador alertó a los investigadores y la nación de este territorio para que pudieran evaluar a la criatura. No pasó mucho tiempo para que los nativos bautizaran al pequeño mamut como Nun cho ga, que significa “bebé de gran animal”, en el idioma Hän.

Nun cho ga sería la segunda cría de mamut perfectamente preservada de toda la historia, siendo la primera la cría siberiana Lyuba del 2007, que se estima vivió como 12 mil años antes que el recién hallado, y que se le calcularon apenas un mes de edad.

Si bien Yukón ya ha sido protagonista de otros hallazgos congelados antiguos, hasta ahora solo se habían encontrado animales pequeños, como la cría de un antepasado del caribú, o reno de bosque, que fue hallado en 2016 y se cree vivió hace 50 mil años.

También, se encontró en este mismo territorio una momia de lobo, al que se le bautizó como Zhur por los nativos, pues esta palabra precisamente significa lobo, y es el lobo más antiguo y perfectamente preservado que se ha encontrado hasta ahora.

LEER
Ciencia advierte que en 2100 el verano durará seis meses por cambio climático

Su conservación fue tal que se podía observar que era una hembra, bastante joven, y que vivió hace 57 mil años, en la era del Pleistoceno, así que seguramente convivió con mastodontes y otro tipo de fauna de tamaños titánicos.

Para haber vivido tanto tiempo, es un verdadero logro poder tener acceso no solo a los huesos, sino a tejidos, pelaje, dentadura y prácticamente la apariencia real de los antepasados de quienes habitan hoy, no dejando nada a la imaginación como ocurre con los dinosaurios, cuya apariencia aún es un rompecabezas por armar.

Cada día nos acercamos a la posibilidad de revivir criaturas extintas y los mamuts son los más codiciados para su regreso

La ciencia está haciendo todo lo posible porque la trama de la película del Parque Jurásico deje de ser ficción, y han avanzado tanto en materia de genética, clonación y reproducción artificial, que ya no se descarta la posibilidad de ver algún día uno de estos animales extintos regresando a la vida.

Dicha tecnología es el CRISPR, una tecnología que ha llegado a revolucionar el cambio de la biología recientemente, permitiendo realizar modificaciones en el genoma obtenido del ADN de cualquier ser vivo para luego insertarlo en otro ADN.

LEER
Resuelven estrategia nuclear para estabilizar plasma más caliente que el Sol

Así es, prácticamente es el ‘copy & paste’ de la genética. Esto nos permitiría, por ejemplo, utilizar el ADN de un elefante y colocarle los genomas correspondientes de un mamut para que un embrión evolucione a esta criatura y traerlo a la vida.

Eso no es todo, también podrían dotar a este mamut de laboratorio con cualidades que le permita vivir en las condiciones actuales de nuestro mundo, desde luego, trayéndolo a un hábitat similar, como el Ártico.

A comparación de lo que vimos en el filme de parque de dinosaurios, no pretenden regresar a estas criaturas milenarias, sino más bien repoblar aquellos lugares donde solían habitar.

Sin embargo, con el cambio climático que vivimos en la actualidad, incluso la vida que existe actualmente, incluyendo el ser humano, cada vez se está volviendo menos apta para vivir las enormes olas de calor, el derretimiento de glaciares, el aumento del nivel del mar, corrientes marítimas calientes, huracanes más intensos, contaminación por microplásticos y la lista continúa. 

De poder haber una oportunidad de conservar hábitats, otro grupos de científicos planean utilizar el CRISPR para repoblar aquellas especies amenazadas que no están extintas, y que aún pueden hacer cambios benéficos para reestablecer la dinámica de sus ecosistemas.

LEER
¡Las hienas son más que eso! De carroñeros a cazadores estratégicos

Al igual que con la idea de los mamuts, estas las especies en peligro producidas genéticamente, estarían dotadas con características que las hiciera más resistentes a las nuevas amenazas ambientales.

Además de Canadá, Siberia ha sido otro punto fundamental en el hallazgo de especies de otras eras

 Otra capa congelada de permafrost está ubicada en la región rusa de Siberia, también conocida como Rusia asiática debido a su ubicación en la parte asiática del continente euroasiático.

Sus condiciones gélidas y su territorio permanentemente congelado, ha sido cuna de muchos otros hallazgos de otras eras como la cría de mamut siberiano bautizado como Lyuba que antes mencionamos.

En el pueblo de Batagai llega a alcanzar los -50°C en las temporadas frías, pero cuando llega el verano y la gran capa de nieve logra ceder, se dice que se pueden hallar colmillos de mamuts y otros huesos prehistóricos que han permanecido ahí por siglos desde su descubrimiento.

Se dice que el permafrost siberiano es el más antiguo de toda Eurasia, habiéndose formado hace 650.000 años aproximadamente, así que hay una gran parte de la historia de la vida del planeta dentro de ella.

LEER
Hace un par de años se creó el imán más potente del mundo... pero algo ocurrió

El cambio climático ha hecho de las suyas también aquí, empezando a derretir una porción de permafrost que desequilibra el delicado balance que ahí se vive, y también revelando el pasado.

Además de mamuts, también se han hallado rinocerontes lanudos, bisontes y leones de las cavernas que eran el doble de grande de un león africano actual, y que podía medir 1.50 metros de altura  estando sobre sus cuatro patas.

Incluso luego de miles de años extintos, aún hay  cazadores chinos del marfil de los mamuts, según menciona el jefe del departamento Fauna Mamut, en la Acadamia de Ciencias de Sajá-Yakutia, Albert Protopopov.

Muchos de los restos de estas criaturas antiguas corren peligro debido a la alta demanda en el mercado negro de China. Afortunadamente el equipo de científicos pudieron rescatar a un cachorro de león cavernario bautizada como Esparta.

Esta cachorrita del antepasado de los leones data de hace 28 mil años, ha quedado perfectamente preservada para notar que tiene sus ojos cerrados, su pelaje sigue siendo de un marrón vívido muy similar al de los leones actuales, y su hocico con todos sus pequeños colmillos son completamente visibles.

LEER
Científicos intentan comprender migración de animales con satélites

Ni siquiera entró en estado de momificación como otras criaturas halladas en el permafrost, su pelaje está intacto y da una apariencia como si fuese un animal de felpa.

Otro cachorro de león cavernario hallado es el antepasado de Esparta, que vivió 20 mil años antes que ella, es decir, 48 mil años atrás y se le bautizó como Boris, otro espécimen afortunadamente rescatada para su evaluación y perpetuación.

Otro hallazgo fue realizado precisamente por cazadores, se trata de una mamut hembra que fue descongelada del permafrost a causa del descongelamiento por una ola de calor poco habitual en 2012.

Los científicos no dudaron en acudir inmediatamente y se dieron cuenta del impactante nivel de conservación que fue posible hacer tomar muestras de tejido, médula y sangre, sin duda algo que un científico nunca se imaginó hacer en su carrera.

Los científicos de Siberia también han estado trabajando en descifrar el genoma de los mamuts y otros animales de gran interés como el del antiguo potro de caballo Lena que data de hace 40 mil años.