Clubhouse: la nueva red social de moda (por Elon Musk, claro)

Fue apenas hace unos días que Elon Musk estuvo a punto de romper Clubhouse. Fue la primera aparición del fundador de Tesla en la aplicación de audio solo por invitación, y la conversación rápidamente llego la aplicación al límite.

La transmisión oficial llegó al máximo con más de 5000 usuarios escuchando a Musk discutir memes, vacunas COVID -19 y entrevistar al muy difamado fundador de Robinbood en el drama GameStop que estuvo en tendencia hace apenas unas semanas.

Miles más que no pudieron ingresar a la transmisión oficial se unieron a las salas de “desbordamiento” en la aplicación para escuchar. El audio también se abrió paso rápidamente a plataformas menos exclusivas como YouTube.

Al final, no hubo nada particularmente revelador en a la conversación, pero fue un gran momento para Clubhouse, la aplicación que se ha hecho conocida como un lugar de reunión virtual para celebridades y la elite.

Pero aunque la aplicación se ha hecho un nombre por sí misma como la última estrella de Silicón Valley (la startup de un año fue valorada recontentamente en mil millones de dólares), es mucho más que simples técnicos hablando entre ellos.

¿De qué trata la nueva red social ClubHouse?

La aplicación se anuncia a sí misma como “chat de audio directo”. La idea es similar a las salas de chat de los primeros años de internet, pero en lugar de mensajería instantánea por text, es audio en tiempo real.

LEER
Twitter deja de dar soporte en Internet Explorer

 Cualquier usuario puede iniciar una “sala” a la que otros pueden unirse, cada sala tiene moderadores, oradores y oyentes, donde los moderadores controlan quién tiene privilegios para hablar, aunque los oyentes pueden “levantar la mano” para pedir su turno.

El concepto es bastante sencillo, pero la dinámica de cada sala varía enormemente dependiendo de quién tiene el control y cuántas personas están escuchando. Las habilidades pueden tener solo un par de personas o algunos miles, y pueden durar algunos minutos o varias horas.

Todo está en vivo, las conversaciones no se guardan ni se pueden ver después de los hechos, y las personas pueden saltar de una sala a otra.

Cuando se lanzó Clubhouse el año pasado, era conocido principalmente como un lugar para los capitalistas de riesgo de Silicón Valley y las élites de la industria tecnológica. Per o la aplicación ha crecido considerablemente durante el último año pese a que aún está en versión de beta y requiere una invitación para unirse,  pero cada día se ha vuelto un poco menos exclusivo.

Actualmente tiene 2 millones de usuarios, según un comunicado recientemente de la compañía, que planea abrir la aplicación a cualquiera que quiera unirse “pronto”. (También están trabajando en una versión de Android para la aplicación ya que ahora solo se encuentra en la App Store de Apple).

LEER
Cómo exprimir el máximo rendimiento en su iPhone

A medida que la aplicación ha crecido, también lo ha hecho la creatividad de sus usuarios. Además de las habituales sesiones de preguntas y respuestas, entrevistas y otras salas de estilo “talk show”, Clubhouse ha sido sede de clubes de lectura y eventos de networking profesional, pero también encontramos salas dedicadas a citas, comedia y música.

Elon al rescate

Varias semanas antes de que Musk se uniera a ClubHouse, fue un grupo de actores y productores afro descendientes los que llegaron a los titulares después de que realizaron una producción en vivo de El Rey León en una sala de Clubhouse.

Ya sea que su nicho sea la escritura de guiones o la neurociencia o quizá la astrología, es probable que encuentres personas hablando de ello en Clubhouse.

También es probable que descubras conversaciones que quizá nunca hubiera esperado. Existen incluso clubs que han creado una especie de estación de radio improvisada para ritmos relajantes y Down tempo destinados a ayudar a concentrarse mientras los escuchas trabajan.

Aunque para los amantes de los juegos también existen salas en la que sus oyentes cambian su foto de perfil por una imagen de su refrigerador y los oradores les dan ideas sobre qué hacer para la cena.

LEER
Chrome, no te duermas en los laureles, que por ahí viene Brave

La principal limitación es que tienes que unirte en vivo, ya que las conversaciones no se guardan y no hay forma de escucharlas después de que ha terminado la sesión (aunque los clips grabados por los usuarios ocasionalmente terminan en Twitter).

 

Una aplicación que ha dado mucho de qué hablar

Esto combinado con la cantidad limitada de integrantes que posee, ha permitido a Clubhouse capitalizar el FOMO de los usuarios, una táctica muy usada de los advenedizos de Silicón Valley, que han utilizado largas listas de espera para generar entusiasmo.

También ha ayudado a que Clubhouse sea especialmente adecuado para este momento en particular, cuando una pandemia global ha dejado a muchas personas sintiéndose socialmente aisladas. Para los usuarios de Clubhouse, la aplicación se ha convertido no solo en una red social más, sino en una de las pocas formas de conocer e interactuar con gente nueva.

Al mismo tiempo, la aplicación no está exenta de controversias, pues las conversaciones en tiempo real no son fáciles de controlar, por lo que Clubhouse se ha colmado de acoso y el antisemitismo en su plataforma.

La compañía enfrentó críticas tempranas por no tener esencialmente políticas de moderación de contenido o incluso características de seguridad básicas como el bloque a usuarios mal intencionados  o una vía para reportar el acoso.

LEER
Historia de Sci-Hub: ciencia compartida gratuitamente

 Aunque desde entonces, los desarrolladores aprendieron la lección e implementaron herramientas de bloqueo e informes, junto con pautas comunitarias detalladas.

Exclusividad ante todo

También hay preguntas sobre el poder de permanencia de la aplicación, la fiebre por pertenecer a esta red exclusiva eventualmente desaparecerá, y cuando la mayor parte de sus usuarios ya no estén confinados en casa y se hayan levantado las restricciones de distanciamiento social, no está claro si la aplicación tendrá el mismo atractivo.

Tampoco es del todo claro cómo la plataforma centrada exclusivamente en audio en vivo genera ingresos. Por ahora, sus fundadores han dicho que quieren experimentar con funciones como las propinas y la venta de entradas “para permitir que los creadores reciban un pago directo”, pero estas funciones dependerán de una audiencia constante dispuesta a pagar.

La startup también se enfrenta a la competencia de Twitter, que está trabajando en un producto similar con una nueva función llamada Spaces. La función solo está disponible para un pequeño grupo de usuarios beta, y aun no se ha generado ni siquiera cerca del nivel de publicidad que tiene Clubhouse.

Pero Twitter eventualmente podría tener la ventaja, ya que los usuarios de Spaces pueden tener más facilidad para encontrar una audiencia ya que la función está integrada directamente en Twitter. Especialmente si personas como Musk, que tienen más de 45 millones de seguidores en Twitter (en comparación con poco más de 200 000 en Clubhouse) terminan usando la función.

LEER
Que no te desplumen con el SIM swapping

Sin embargo, Clubhouse no tiene ninguna competencia real en el espacio de audio, y su éxito en cortejar a celebridades y personas influyentes en las redes sociales probablemente continuará asegurando que la aplicación tenga muchos más momentos virales (aunque Musk aún no ha hecho otra aparición en la aplicación).

La prueba verdadera será si podrá mantener el impulso una vez que pierda el encanto de la exclusividad o empiecen a aparecer aplicaciones similares para todo el mundo.

Algunos puntos a considerar de Clubhouse antes de desear siquiera pertenecer a ella

Las conversaciones en vivo y sin guardar podría ser un lastre para tiempos donde los usuarios exigen que haya grabaciones y que los horarios se adapten al de su país.

Además,  cualquier persona que quiera unirse deber ser invitada por alguien que ya tenga una cuenta, eso quiere decir gente de influencias y de élite que sinceramente ningún mortal común y corriente conoce.

 Aun se puede descargar la aplicación y poner su nombre en la lista de espera, pero no hay garantía de que alguna vez obtengan una cuenta de esa manera.

Actualmente la aplicación solo está disponible para usuarios de iPhone, sin embargo, el CEO de Clubhouse ha dicho que la aplicación eventualmente se abrirá para todos, incluidos los usuarios de Android.

LEER
La PS5 ya está a la vuelta de la esquina: ¡formatea tu PS4 y véndela!

Al mismo tiempo, Clubhouse no está exento de controversias, según indican informes donde muchos usuarios de la aplicación se han enfrentado a la intimidación y el acoso en su plataforma al carecer de una normativa sólida en contra de las malas prácticas dentro de la aplicación y sanciones que permitan el orden.

Además, según otro informe de investigación de seguridad del Stanford Internet Observatory (SIO), se descubrieron ciertas vulnerabilidades en Clubhouse, haciéndolo susceptible de ser espiado por gobierno chino.

Dicho informe agregó que una empresa con sede en Shanghái, llamada Agora Inc., proporciona la infraestructura de Backend a Clubhouse, sin duda algo a tener en cuenta antes de siquiera querer ser parte de la red.