10 cosas que desconocías hace 10 minutos

Con la llegada de los teléfonos inteligentes con acceso a internet, actualmente tenemos prácticamente los conocimientos del mundo en la palma de nuestra mano.

Aprendemos algo nuevo todos los días incluso sin darnos cuenta incluso en el mundo que nos rodea, pero aún hay muchas cosas que pasamos de largo o simplemente obviamos porque siempre fueron de ese modo.

Pero cuando ponemos especial atención a pequeños detalles es cuando nos surgen preguntas de: ¿por qué, de hecho, son así las cosas?

Con lo que estás a punto de leer seguramente descubrirás cosas que siempre han estado ahí y siempre ignoraste, pero que en realidad tiene un significado y razón de ser, ¿quieres conocerlas?

¡Las 10 cosas que siempre estuvieron ahí pero no lo sabías!

Muscae volitantes (Moscas voladoras)

¿Alguna vez has visto objetos transparentes flotando frente a ti, algunos puntos y otros mucho más alargados?

¿Qué son?, ¿eres el único que las ve? No se trata de basuritas, sino pequeñísimas fibras microscópicas que se forman dentro del ojo cuando nuestro humor vítreo (parte del ojo que es una masa gelatinosa) pierde firmeza y se vuelve más líquida.

Esto concurre naturalmente como un proceso de envejecimiento o luego de frotarse los ojos. Aunque no lo creas, es bastante común este fenómeno, se dice que 7 de 10 personas lo experimentan a lo largo de su vida.

LEER
La dura infancia de un pingüino emperador

Si padeces miopía en un alto grado, posiblemente estés familiarizado con ellos, aunque para el resto de las personas pueden o no experimentarlo al llegar a la mediana edad o en la vejez.

A partir de ahora debes de mirar muy de cerca esas moscas voladoras y familiarizarte con ellas para detectar cualquier cambio no habitual especialmente si padeces de miopía, pues síntomas de alarma pueden aparecer y hay que acudir a un médico en cuanto detectes esos síntomas. ¡Toma nota!

El origen del corazón que no parece corazón

Estamos conscientes de que esos emojis de corazones en nuestro teléfono no se parecen para nada al órgano que bombea sangre a nuestro cuerpo, entonces, ¿por qué adoptamos esa figura?

Se dice que el símbolo del corazón nació en Cyrene, una colonia de la antigua Grecia, por ello también se le conocen como «Corazones de Cyrene».

Eso se estableció cuando se encontraron monedas de Cyrene que datan del 100 a. de C. que tienen inscripciones de corazones en ellas y estaban ya relacionados con la idea del sexo y el amor, según poemas y escritos de la época.

Del otro lado de esta moneda encontramos el grabado de una planta llamada Silphium, que era utilizada como especia y planta medicinal, pero era mejor conocida por sus efectos anticonceptivos.

LEER
Una galaxia chocará contra la Vía Láctea antes de lo previsto

Las semillas de la planta de Silphium casualmente tienen forma de corazón, por lo que de ahí pudo haberse iniciado la relación de sexo con la figura de la semilla, que ahora es un símbolo universal del amor.

No acordarte qué hiciste ayer

A veces nos asustamos cuando no somos capaces de recordar qué desayunamos o hicimos el día anterior, ¿podría ser síntomas del Alzheimer?

Puedes respirar tranquilo pues es mucho más común de lo que piensas y prácticamente la mayoría de las personas lo experimentan estando plenamente saludables.

Por eso es normal que «perdamos» cierta información que no es relevante, sin embargo, hay personas que incluso son más selectivas que la mayoría y limitan mucho más la información que guardarán en su memoria.

Para algunas personas es trivial e inútil información como lo que dijo una persona, cómo iba vestido incluso él mismo, lo que comió o dónde dejó las llaves.

El músculo más rápido

Seguramente estarás pensando en la lengua mientras dicen un trabalenguas o los músculos de los dedos mientras se chatean en el teléfono, pero hay uno mucho más veloz.

Se trata de los músculos que mueven nuestros párpados, ¿sabías que en promedio las personas pueden cerrar y abrir sus ojos 5 veces en un segundo?

LEER
Drones bibliotecarios en el horizonte

Eso quiere decir que la velocidad de nuestro parpadeo puede ser de 0.21 segundos, ¿por qué tan rápido?

Esta es la velocidad en la que nuestro cerebro está calibrado para no perder información importante mientras necesitamos humectar nuestros ojos.

De hecho, por instinto natural parpadeamos con menor frecuencia cuando estamos haciendo algo que requiere mucha atención como cuando estamos jugamos videojuegos.

El olor a tierra mojada

A muchos les encanta el «olor a lluvia» o «tierra mojada» mejor conocido como petricor, pero de hecho el olor no proviene de la tierra en sí, sino de bacterias y aceites.

Durante las sequías, las bacterias que viven en el suelo liberan esporas para sobrevivir, cuando las gotas golpean el suelo estas son disparadas en el aire quedando flotando en el ambiente.

La misma dinámica ocurre con los aceites de las plantas, por lo que se puede percibir con mayor intensidad en lugares con vegetación.

Mosquitos pueden resistir el atropello de la naturaleza

Muchos insectos prefieren ocultarse cuando comienza a llover, pues para lo que nosotros son gotas inofensivas, para los insectos son como enormes meteoritos bajando a cientos de kilómetros por hora.

LEER
¿Qué es el bleisure?

Sin embargo, hay mosquitos que tienen el asombroso poder de resistir el impacto de una gota que puede pesar hasta 50 veces más que ellos.

Para un humano podría equivaler a ser atropellado por un enorme camión a 150 km/h y salir caminando de ahí.

Sangre azul

Hace cien años atrás se decía que la nobleza tenía sangre azul, una expresión que se quedó en nuestra época, y al ver nuestro propio cuerpo podemos constatar que nuestras venas pueden tener un color azulado, ¿será que somos también parte de la nobleza?

Se trata de un efecto visual de la luz en las partes más delgadas de nuestra piel, haciendo que nuestras venas parezcan azuladas y se observa principalmente en personas con tez muy clara.

Las personas como la nobleza que nunca eran tocados por el sol tenían la piel demasiado pálida, haciendo ver todas sus venas en un completo color azul.

Teclados sin orden alfabético

Tal vez no lo recuerdes, pero fue un calvario aprender por primera vez a tipear en un teclado con todas sus letras revueltas.

Si desde pequeños aprendemos el alfabeto de memoria, ¿no sería más práctico y rápido aprender a tipear con un teclado en orden alfabético?

LEER
El cerebro de los grandes músicos tiene nexos en común

De hecho, alguna vez existieron teclados ordenados de este modo en el siglo XIX y fue mucho más difícil al momento de escribir rápido por la distribución de las letras.

Era un desastre especialmente con las máquinas de escribir cuyas teclas tendían a atorarse cuando dos teclas juntas eran presionados casi al mismo tiempo.

Por ello idearon un orden donde las teclas quedaban mejor distribuidas y era raro que dos teclas contiguas se tuvieran que presionar al mismo tiempo, así nació en QWERTY que usamos en la actualidad y es mucho más eficiente para teclear tan rápido como una bala.

El lugar más silencioso del mundo

Se llama cámara anecoica y es una habitación en las instalaciones de los laboratorios Orfield en Estados Unidos.

Esta cámara está diseñada para absorber el 99.99% del sonido de nuestro alrededor, es tan silencioso que quienes han entrado afirman haber escuchado su propia sangre fluir, el sonido de su estómago y seguramente de los latidos de su corazón.

Para nuestro cerebro es un shock no percibir ninguna clase de sonido que puede llegar a afectarle, de hecho, la persona que más tiempo duró en la cámara anecoica sólo pudo estar 45 minutos antes de sentir la necesidad vital de salir de ahí.

LEER
¿Vas a partir un aguacate? ¡Con cuidadín, que puedes acabar en el médico!

Permanecer por más tiempo puede ser tan desconcertante para nuestro cerebro que las personas pueden llegar a experimentar alucinaciones.

Las huellas dactilares de tus mascotas

Sabemos que las huellas dactilares en cada persona son únicas e irrepetibles, convirtiéndolo en una forma efectiva de identificarnos.

Al solicitar nuestra tarjeta de identificación oficial, al insertar nuestra huella en nuestros dispositivos con seguro dactilar, entre otras situaciones es cuando nos damos cuenta en qué grado  las marcas en las yemas de nuestro dedo nos representan.

Pero esto no es único en las personas, en muchos animales se ha identificado características únicas e irrepetibles en cada individuo como el caso de las rayas de los tigres, pero incluso nuestros perros y gatos también las tienen.

Estas «huellas dactilares» es encuentran en su nariz, que tienen pequeñas grietas y pliegues en su piel que son únicas de cada individuo. Interesante, ¿cierto?